include_once("common_lab_header.php");
Excerpt for Amarme: Poemas sanadores by , available in its entirety at Smashwords




Ebook

by

Lucia Fernández Sandoval





amarme



Autor



Lucia Fernández Sandoval







Poemario



Queda prohibida la reproducción total

o parcial de este ebook

por cualquier medio.









Título: Amarme: Poemas sanadores
© 2017, Lucia Fernández Sandoval

Diseño de portada: Lucia F S

Contacto: luciafsandoval@outlook.es

Blog: luciafernandezsandoval.blogspot.com

Copyright ©

Todos los derechos reservados



A Jose Manuel, mi amor, mi mayor entendedor, mi luz en el camino, mi lampara maravillosa, el que me agrada en todo, mi compañero de viaje, el mejor ser sobre la faz de la tierra, un luchador, la bendición en mi vida, mi marido.















Unas palabras





amarme es un libro de poemas nacido del recóndito baúl donde guardé todos los sentimientos que nunca dije por no herir a los demás, por miedo a perder aprobación, por temor a que me vieran llorar, por pensar de una manera diferente, por no darme valor, por dudar de mis capacidades, por falta de fe en mí misma.



Poesía de mis profundidades, de mis abismos más acantilados donde el vacío, el fuego y la lava más intensa crean la destrucción.



Pero es, desde allí, donde me impulso para resurgir, renacer y volver a la construcción de mi verdadero Yo, el que realmente quiero ser.



Poemas







Tu alma te habla





Cuando sientes tristeza

tu alma te está hablando,

cuando tienes hambre

tu alma te está hablando,

cuando tienes miedo

tu alma te habla,

cuando sientes nerviosismo

tu alma habla.



Está ahí, dentro tuyo,

cerca del estómago, que es su boca,

rodeada de la serpiente,

que es tu intestino.



Ahí, ahí está tu alma.

Siempre te dice todo,

pero no sabes escucharla:



Si hay nervios, inquietud, dolor,

te está diciendo que hace falta un cambio

en tu visión;

una vieja actitud,

unos acostumbrados hábitos

y unas cuantas falsas creencias

has de transmutar.





****





Todavía es sueño





Sí, todavía es primavera por aquí,

el sueño del ayer aún perdura en este pasaje inerte;

un triste bosque vestido de gris

donde con fulgor ardió mi pasión de juventud,

mis ilusiones de ambición en la vida,

mis alegrías, mi dar lo mejor,

quedando un cuadro desolador

recubierto de ceniza, de carbón,

donde muy bien supo mi imaginación

implantar selvas tenebrosas y casas en ruinas

por las que día a día iba cayendo de planta en planta

entre pisos de maderas, de adobe,

piedra y paja.



Sí, solía acostumbrar a dormir,

y entre mis piernas sabanas de seda,

blancas como yo quería,

enlazadas entre los capiteles de mis muslos

—escudo de mi ser—,

unas grandiosas Columnas de Hércules

donde se entrecruzaban la noche y el alba,

¡y un gimoteo!



Mientras susurros angelicales

acariciaban las campanillas trompeteras

de mi ansiado corazón,

esas que han de tirar el muro en construcción

que antaño levanté

cuando el miedo a perderte me consumía.



Pero ahora que al fin parezco despertar

suenan para mí delicadas sinfonías

penetrando por las ventanas de mis pupilas;



el suspiro del viento,

el enredo del ramero,

los pistilos del sarmiento,

el cálido rayo del sol ventero

—paso olímpico en forma de adoro—,

un cuadro de escena mensajera,



y los gorriones con su trisar

se van tornando melodía para este día

si así

es decidido en mi despertar;



cuando la sonrisa se dibuja en mi boca

y el pesar del ayer se descoloca

y ya no encaja en esta decisión.



En la que ahora mi estatura nace más tersa,

mi caminar más liviano aparenta

y hasta el rostro de mi cara es cambiado;

en su color suave manto dorado

y en los ojos un remilgado brillo,



las cartas que visten mi hoy

ahora albergan alegorías,



y la visión más nítida es;


Purchase this book or download sample versions for your ebook reader.
(Pages 1-7 show above.)