include_once("common_lab_header.php");
Excerpt for Primavera Extramuros by , available in its entirety at Smashwords

This page may contain adult content. If you are under age 18, or you arrived by accident, please do not read further.

PRIMAVERA

EXTRAMUROS



Augusto Aníbal Toledo




Primavera Extramuros

©Augusto Aníbal Toledo

invisiblesombra@gmail.com

www.letamepanta.blogspot.com

Fb Augusto Anibal Tolces


Diseño de cubierta:

Jhon Toledo

051-1-959780007

jfts23@gmail.com

https://vimeo.com/226655148

Ilustración de portada:

Wilbert M. Ccoto


Este libro no podrá ser reproducido,

ni total ni parcialmente, sin el previo

permiso del autor.


Autor/editor

Augusto Aníbal Toledo Céspedes

Urb. Los Cedros E-19


1a. edición - Setiembre 2018


Hecho el Depósito Legal en la Biblioteca Nacional

del Perú N° 2018-13102





Empezaré diciendo lo que no soy, que es como me enseñaron a proceder, y a continuación lo que soy, cosa iniciada ya y que no tengo más que proseguir desde donde me dejé asustar.

SAMUEL BECKETT




ORILLA
( primer paso )




de todas las horas de su suerte
ésta perdure, amarga y vencedora


JORGE LUIS BORGES



EMPIEZA EN EL ESTREPITO EN UN PARADERO, EN LA ÚLTIMA FILA DEL BUS


Azul o rosa,
Espina-era

Animal o bestia,
Pálido
Pálido


mi
sueño o espanto,
– silencio preferido–


Fiera o cría,
Tierra o Cielo,
Redención-tortura
Pálido
Pálido


Deidad... Estruendo
Deidad... Agravio

Saltas por palabras fortuitas, tú, susurro endemoniado
en el aire


ROSA
ROSA


Azul o Rosa

Espina o p e n a



LIMPIO EL VAHO DEL ESPEJO Y VA APARECIENDO ANTE MIS OJOS EL RECUERDO


Yo callo, para que avives el estruendo de mi cuerpo
lila-clavel-espino

Te contemplo invisible –encadenado– sima onírica

Bebo de tu flora esperanzado nacer contigo
Sonrío y sé que también sonríes en malicias que desfloran y perturban.


En la sombra, eremita resurrecto penetra, ausculta
lágrimas de espasmos y clímax

Y el roce callado metálico, el tembloroso tacto
infinito...

Sortilegio de mariposa en orgasmo en la orquídea
vehemente en la cima de hadas y avernos sangrantes
–santificados– por la pasión.


Agónicos y negados a la muerte sin angustia, solos en
el hálito maduro

En las orillas saladas y humeantes de cuerpos
enhiestos de encanto

Beso los labios que cogieron mis fases impertérritas

Acariciando tu figura que me encanta oculto.



COSMOGÓNICO SENTADO EN UNA BANCA AL ATARDECER


Alza el vuelo, dispárame –expúlsame– redímete
Tu recuerdo oprime mi delirio,
Ahógame que el paraíso no existe de lágrimas
Pierde miedo antes del fogueo Que tu fe no se diluya


Lapídeme como a tu espíritu


O l v i d a m e
Para que asciendas del pútrido desierto Dime adiós
Dispárame de tu mirada
Destruye mi voluntad a verme...
Arroja la espina clavada. Corre. Asciende


Aléjate de mí (insania levedad)
Perdí mi alma... la orientación. Perdí tu aroma.
Necesito perder tu gracia,
La sonrisa la nostalgia ajena que me remite tu voz.


Tú, espíritu enceguecido, lentamente rocías lágrimas


Heridas que tus dedos sintieron sangrar...
Dolor que pudo elevarse tan alto
Amor cruel que no te hizo llorar.


Entre tanto, mis infectas llagas van busca de
una p u e r t a

Que m e d e s t r u y a cuando se azote...


DÓNDE PERO CUÁNDO


Humea tu tóxico rechazo
A mis intentos de tocarlo frágil
Vuelve el rostro...
Vuelve.


Deshaces el fuego con tus fauces núbiles aprendidas.


Y empuñas la daga inventada de sombra y mi yo
solitario

De soledad de Hor observando su carcomido muro en
penumbra

De estertor de claveles,


Y clavando
–clavando–


Tu mirada y su mirada y la daga en el mismo punto en
donde no tengo oportunidad de darme cuenta, y
mirarte y mirarte como por primera vez ésta mañana.


ENTONCES NO DIRÉ MÁS, SOLO SELLAR CADA PENSAMIENTO ESTA MAÑANA PARA RECORDARLO


Yo te amo con cada espina de amor y suspiro

Yo te amo y amo cada pétalo marchito esnifado

Yo te amo con fervor ígneo (yo te amo)

Como en el suspiro de sentir calma en el miedo

Como a la flor que renunció a sí misma para anidar en
tu cabello


Yo te amo simplemente esperando una mirada, tu
mirada

Yo te amo y deseo encontrarte casualmente por la
vereda que transito


Yo te amo –te amo yo– y necesito tu esencia en mi
recuerdo en mi memoria –en mi deseo– en mi
malestar en mi alegría en mí para sonreír


Yo no sé sin ti
Yo te amo


Fuera o dentro –te amo– ausente –te amo–
Noche / Día
Enamorado
O solo.


Eternamente me convertiste
En Yo-te-amo


Y necesito tu perfume para revivir adentro
Y necesito lacerarme con amor impropio
Buscar la incertidumbre lleno de ti sobre mí...
Necesito besarte para ascender al fuego

Sentirte para corroborar que de amor hay muerte
luego.



NO NECESARIAMENTE CONSTRUYAS UNA IDEA SOBRE CÓMO TE CONSTRUYO EN LO COTIDIANO


Arráncame las orejas con la serpiente de tu boca
Desdóblate en flancos inasibles de arma homicida
Aséchame con tu respiración licántropa
Respírame respírame
Pertúrbame con tus palabras de ansiedad y hambre
Envía tu soledad nigérrima de flor carnívora
Enrédame con tu ahogo abrumador de morfina


Desdóblate de tu nombre lítico e impenetrable
Respírame entre los cloratos de sueño y orquídeas
Respírame ( r e s p í r a m e )
No quiero huir de la caída inminente
No perseguiré más la pesadilla en busca de tu nombre
Absórbeme en la sangre que te excita –fría–
¡OHG! retírate de mis torturadas orejas...



PATEANDO EL PASTO ESPERO TOPARME CON UN FRAGMENTO INMUNDO PARA QUE SALGA EXPULSADO A LA VENTANA LATERAL DE UNA COMBI


Esclavo a las posibilidades,
Destruyo mi esperanza
Te acompaño me acompañas,
S o m o s como objetos hirientes…


Sales y entras


Te acompaño y me acompañas,
Soy esclavo
–vigilante–


Tus alas llevan el perfume de mi espíritu, mi
desasosiego

Y maniatado a tus informes ahogados de somnolencia
y desvelo

Confabulo el escape, sumergido.


La ansiedad aumenta mis heridas

Y vuelas hermosamente sobre el deseo,

He sabido que Dédalo escapó y construyó su laberinto,
lejos

Construyo mi anhelo contra las pesadillas de un tal
vez.


Rodeándome de lirios
No necesito mantener mi nombre...
No necesito vivir completo


Encendiendo y despertando mi fe
Las ondas doradas de tus cabellos
Rodean, rojos, mi cuerpo apasionadas
Y he presentido que llego la hora
A confundirme con cada extrañado fragmento
De ti
En el laberinto,
Como delirio...



HASTA QUE SE PUDRA DE AMOR (EMBEBIDO)


Ahuyentado por las fechas, el reflejo y, la nostalgia

Me entretengo en una planta, cautivado, y glorioso

No sé qué ocurrirá cuando se acabe toda la belleza
hiriente…


¿Perderé mi homicida concentración a ver?

¿Huiré de mi estrafalario deleite de bufón inadvertido…?

Qué ocurrirá cuando la flor desaparezca en sus raíces...

Qué...
¿Este sueño llamará a otro personaje hierático?


Sombras me envolverán cuando me dañen sus pétalos
marchitos.


La contemplo hasta que se pudra de amor.


Me fragmento para abonar la tierra en su regreso...



ONCE, VUELVO A DESPERTAR


En la clarividencia cegadora

Estoy corriendo por los pasillos sofocantes

Descritos –alguna vez– en la herida infecta de amor en
el cuerpo


Y en busca de mi n o m b r e o tu nombre


Quiero


No ver jamás el entierro sin tus flores de pena y hastío

Deja que mis ojos se sumerjan en el cieno

Desenvaina el sable oxidado y utilízalo con estruendo


Y luego o c ú lt a t e


Mi cuerpo a la deriva busca vestigios de orquídeas
putrefactas


Purchase this book or download sample versions for your ebook reader.
(Pages 1-10 show above.)